5/2/08

Bailando con el diablo

Tercera parte de la genial serie de Sherrilyn Kenyon, que combina situaciones románticas de una gran sensualidad con una tenebrosa trama mitológica y paranormal, y con buenas dosis de humor. En esta entrega, la ninfa Astrid recibe el encargo de ir a buscar a Zarek, desterrado en los páramos de Alaska, para averiguar si ha roto su promesa y piensa desatar sus temibles poderes contra los humanos.

Crítica que saque de una web ( que me encanto ^^):

Una historia de amor preciosa. Os la recomiendo encarecidamente. Zarek es uno de los protagonistas con los que más me he reído y él que más ha conseguido tocar mi vena sensible. Sólo hay un único problema, este Cazador lo ha pasado tan mal a lo largo de su vida (ni os lo podéis imaginar) que hay pasajes en el libro en donde, al menos yo, he tenido que parar durante unos días porque realmente sufría al leerlos. Al principio del libro la palabra que mejor lo describe es: BRUTO, pero con gracia. Pero a medida que vas leyendo te encuentras con un personaje torturado que odia a todo el mundo, pero sobre todo a sí mismo, que tiene un corazón enorme y que sólo necesita un poco de cariño. Y os aseguro que el cariño se lo va a dar, y muy bien por cierto, Astrid.

Astrid es un personaje femenino lleno de coraje, con una paciencia infinita (hay que tenerla para aguantar a Zarek, sobre todo al principio del libro) y con ese sentido del humor que poseen todas las protagonistas de las historias de Sherrilyn Kenyon.

Este libro tiene de todo: diálogos chispeantes, momentos de auténticas carcajadas (no os perdáis las apariciones de Simi, la demonio de Acheron, un personaje al que adoro), acción (conoceremos a varios Cazadores Oscuros y Escuderos de los que querremos saber más), enemigos despiadados, Acheron y Artemisa en su tónica de siempre (como pasa en todas las novelas, sabremos más sobre Ash, para mí el gran protagonista de la saga de Dark Hunters), tristeza, ternura, amor, pasión…. TODO. Y, como siempre, la autora nos sorprenderá con un inesperado final (ésta quizá sea una de las razones por lo que me gusta tantísimo Sherrilyn Kenyon, porque nunca sabes que puedes encontrarte al final de las historias, a diferencia de otras muchas que, leído uno de sus libros, ya sabes como terminarán todos)

En definitiva una historia romántica que no os dejará impasibles sino que, todo lo contrario, será una de vuestras favoritas. Si te gustan las novelas del género paranormal, de acción, con un argumento que te enganchará de principio a fin, un protagonista del que terminarás enamorándote perdidamente, una mujer a la que adorarás desde el primer momento y, además, eres fan de “El Principito”… sin lugar a dudas, ÉSTA ES TU HISTORIA.

Un 10.