25/2/08

Javier Bardem, Ganador del Oscar!!!

13 FEBRERO 2001 El actor Javier Bardem se ha convertido en el primer actor español nominado a un Oscar por su interpretación en Before night falls del director Julian Schnabel.

Se lo dedica a su madre, a los cómicos y a España: y lo ha dicho en español. Javier Bardem ha hecho historia a las 3 y 18 minutos de la mañana (hora española).

Rafael Bardem y Matilde, sus abuelos, pueden estar bien satisfechos de que Javier Bardem haya conseguido el Oscar después de tantos premios recibidos por este papel sorprendente en la película No es país para viejos.

Sentado en la platea al lado de Jack Nicholson, no ha tenido ningún problema para comenzar su breve discurso en inglés y terminarlo en español.

La emoción la ha embargado. Igual que a toda España.

Aquí os dejo la crítica de la pelicula por la que ha ganado el oscar ;). Escrita por mi hermano: Fernando Palacios León

Crítica de No es país para viejos: Valoración 4 estrellas.
El mundo es un lugar extraño.

La última cinta de Joel y Ethan Coen es una afortunada adaptación de la novela homónima de Cormac Mcarthy No country for old men, autor galardonado recientemente con el premio Pulitzer por su última novela The Road. Aunque siempre es difícil mantener las expectativas del público, sobre todo con una filmografía tan exitosa como la que arrastran estos dos hermanos- veáse como ejemplo Muerte entre las flores o Fargo (siete nominaciones a los oscar, ganando el de mejor guión y mejor actriz)- la película ante la que nos encontramos alcanza lo que se propone, desconcertar al espectador.
El actor más camaleónico del cine español, Javier Bárdem, adopta el rol de asesino en serie sin escrúpulos, en una interpetación memorable, que le ha valido la nominación al Oscar como mejor actor de reparto, así como numerosos premios de público y de crítica alrededor del mundo, como el del Círculo de Críticos de Nueva York. Bárdem no se amilana ante las exigencias de dos monstruos del cine negro como los hermanos Coen, y explota el papel de Anton Chigurh en una actuación que en sí misma ya vale el precio de la entrada.
Los lectores que se propongan ir a ver la película han de advertir que no van a encontrarse con una película corriente de acción, o un thriller con tintes de superproducción común, el título de la obra ya nos advierte de ello. El cine de los Coen requiere de un ejercicio de reflexión y de observación minuciosa de cada escena, metáfora continua de lo que acontece durante la película, un cine en el que el espectador se ve inmiscuído en una trama que no conoce, que ha de ir descubriendo o simplemente ha de contemplar desconcertado, como le ocurre al inspector de policía interpretado por Tomy Lee Jones. El mundo de los personajes al que asiste el espectador se convierte en una espiral incontrolable de violencia sin sentido aparente, que ya tiene lugar en la primera escena. El mensaje que inunda esta película es no emprender la búsqueda de un sentido a cosas que no lo tienen, que la anquilosada investigación criminal ya no sirve, y que el asesinato es un cara o cruz en manos de la locura. Los espectadores no tienen exigir al cine un sentido, un final, sino que como nos ocurre al soñar, los acontecimientos ocurren con nosotros de una manera incomprensible a simple vista, como las siluetas de Bárdem o Tomy Lee Jones dibujadas en el fondo de una televisión antigua, asesino y policía, pero que en el fondo son la imagen que proyectamos de nosotros mismos, y en el caso de la película, el resultado de una sociedad americana y su extraña conjugación de valores: Dinero fácil, armas y honor.

Antes del video sacado de: Hoycinema