23/11/11

Reflexiones del Adiós

Es difícil... muy difícil ver a las personas que aprecias cambiar frente a tus ojos.

Valores en los que creías como la amistad y la confianza, no son más que polvo y arena.
Cuando abres los ojos y ves el caos a tu alrededor por una decisión acertada para ti mismo, te das cuenta del egoísmo de los demás, que sólo miran por ellos mismos, que no querían tu amistad y mucho menos tu compañía en la forma que a ellos les ha tocado vivir.

Pero ya me da igual, lo que digan, lo que hagan. La gente pasa por nuestras vidas como las hojas que caen de los arboles en Otoño, algunas se van y otras se quedan con nosotros, acompañándonos en el camino.

Me gustan las que se han unido en mi viaje, me aportan alegrías, apoyo y buenos momentos.
Y agradezco a la vida por ser como soy, gracias a dios soy única y eso nunca lo podrán imitar, ni me lo podrán quitar.

Espero que vosotros encontréis la felicidad, que conmigo no habéis podido entontrar.
"Hasta siempre, he sido muy feliz a vuestro lado, esos recuerdos no los olvidaré nunca, pero ya nada puede ser y me toca vivir, lo que dicta mi corazón."
María Sanz


"Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos."
William Shakespeare
Foto sacada de un perfil de Tuenti, siento no saber el autor de está preciosa foto.

1 comentario:

Gabriel Knight dijo...

Es duro ver cómo se alejan algunas personas.. a veces por algo tan tonto como perder el contacto, otras por algo tan triste como ver cómo pierden su esencia...
a veces tanto que parece que aquella persona murió y ahora es otra nueva, falsificada
Pero sí, siempre quedan sus recuerdos de cuando fueron lo que fueron ^.^ Al fin y al cabo, es lo único que al final no queda de todo